Cuidados básicos del recién nacido

Cuidados básicos del recién nacido

Tener un bebé es lo que muchos padres desean, cuando por fin el momento se acerca de tener a su chiquito pues les pueden llegar a entrar un poco de nervios, algo que nos comentan mucho es sobre que nunca han cuidado a un bebé, que se preocupan porque no saben que van a hacer para cuidar a su recién nacido.

Sabemos que el no tener experiencia puede dar miedo, pero no se preocupen porque si se documentan, informan, hablar con otros padres experimentados, sus doctores e incluso pueden llegar a tomar cursos para que se llenen de seguridad y confianza, para ayudarles un poco nosotros hoy precisamente les vamos a hablar sobre algunos cuidados básicos del recién nacido:

  • Tomarlo siempre sosteniendo su cabecita y nunca zarandearlo, su cabeza es delicada.
  • Recostarlo en una posición segura, recuerda que ellos no pueden moverse o cambiar de posición, sobre todo considera que el peso de su cabeza es mayor, no se les debe dejar dormir nunca sentados como por ejemplo en su porta bebé.
  • Atender a su llanto, eso de que se chiflan si siempre se atiende a su llanto es un mito, el llanto es su forma de comunicarte que algo sucede, como por ejemplo que necesita cambio de pañal, hambre, frio, también cuando siente miedo, soledad, etc., por eso siempre se debe acudir a él si llora.
  • Cuidar de su ombligo, esto siguiendo las indicaciones médicas, no es bueno que se sigan remedios caseros, nada de buscar cortarlo antes, tiene un proceso y si tienes dudas al respecto el doctor, enfermeras pueden hablarte de su higiene y cuidado de la zona.
  • Cambio de pañal e higiene genital, esto es sumamente importante y algunos padres pueden sentirse un poco ignorante al respecto de cómo hacerlo, por eso en los días que se esté en el hospital no dudes en preguntar y observar la forma en que las(os) enfermeras(os) lo realizan porque te ayudara mucho aprender la forma correcta de hacerlo.
  • Arroparlo, arropar al bebé es algo saludable, cómodo y que al bebé le gusta si se hace de la manera correcta, además ayuda mucho para que el bebé se rasguñe, para que duerma mejor, pero se debe considerar el clima para saber con qué manta o cobija se le va arropar, no es bueno abrigarlos en exceso, si en su cuello están sudando están sufriendo de calor.

Deja una respuesta