Cuidados con los movimientos después de la cesárea





Tener a tu bebe entre tus manos es la mayor felicidad que cualquier padre pueda experimentar, pero cuando una madre pasa por una cesárea necesita armarse de mucha paciencia, hay que recordar que esta es una cirugía que requiere cuidado, mucho cuidado, no se puede esperar volver a casa y volver a tener la rutina de siempre, por eso el apoyo de la pareja y familiares es vital.

Cuidados con los movimientos después de la cesárea

La principal razón por la que se les pide paciencia y que cuiden sus movimientos es muy simple, podría ocurrir un desgarre y que se abra la herida, todas las mujeres tienen una tolerancia diferente al dolor, por eso algunas pueden experimentar no tanto dolor y sentirse con confianza para hacer cualquier cosa pero no deben abusar de esto, porque una cosa es como mental o emocionalmente te sientas y otra es la capacidad de tu cuerpo.

Cuidados con los movimientos después de la cesárea

Por eso es mejor que consideres darte unas vacaciones, aunque te cueste mucho deja de lado los labores domesticas por al menos algunas semanas, levantar peso flexionarte, girar bruscamente te va resultar muy doloroso, tal vez piensas que podrás con el dolor, pero simplemente reírte, toser, levantarte de la cama se puede volver algo realmente doloroso si no llevas con el cuidado necesario tu proceso de curación y cicatrización, por eso te dejamos algunas recomendaciones básicas:

  1. No temas pedir ayuda, por el momento no cuentas con tus capacidades al cien y es mejor que alguien te ayude, solo será por poco tiempo.
  2. Utiliza faja, no precisamente por lo estético, pero esto te ayudara a que te sientas mucho mejor y que las posibilidades de lastimarte al hacer un movimiento brusco sean mínimas.
  3. Ten todo a la mano, es importante que las cosas estén a tu alcance para que hagas el menos ejercicio posible, ten tu ropa a una altura en la que no necesites estirarte o agacharte, lo mismo con los objetos del bebe.
  4. Aléjate de las labores domesticas, el calor de cocinar te afecta la herida, cargar bolsas de alimentos, levantar canastos de ropa para lavar, agacharte para limpiar algo del suelo, son cosas que pueden lastimar tu herida.
  5. Ten paciencia, la paciencia es clave, recuerda que cuidarte este tiempo aunque es tedioso se te recompensara en un futuro, si no te cuidas las complicaciones te pueden tener convaleciente por más tiempo, es mejor tomarse unas vacaciones obligadas y que después todo regrese a la normalidad.


Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario